Verdad y justicia para las niñas muertas en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción en Guatemala

15/03/2017

Imagen: www.publinews.gt

 

A 40 ha subido el número de niñas y jóvenes muertas producto del incendio que se produjo al interior del Hogar Seguro Virgen de la Asunción en Guatemala el pasado 8 de marzo (la cifra puede aumentar pues aún existen niñas en estado grave en centros hospitalarios). Los hechos se produjeron luego de que las niñas denunciaran una serie de abusos al interior del recinto y posteriormente iniciaran una protesta que terminó con acciones represivas por parte de la Policía Nacional Civil y un encierro que finalmente provocó la tragedia una vez iniciado el fuego.

Diversas instituciones habían denunciado con anterioridad las malas condiciones en que se encontraban las niñas recluidas en el hogar mencionado. Paradójicamente, allí llegaban derivadas por el sistema de justicia como una medida de protección luego de haber sufrido abandono, maltrato, abusos o explotación sexual. Una protección por parte del Estado que nunca llegó y que, por el contrario, perpetuó la precariedad y la vulneración de derechos.

Entre muchas irregularidades, previamente se había constatado la sobrepoblación del recinto, que pese a tener capacidad para albergar a 450 niñas, estaba llegando a una cifra cercana a las 800. Además, desde octubre de 2016 se fugaron más de 50 jóvenes del hogar y la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) recibió en los meses previos a la tragedia múltiples denuncias respecto a lo que ocurría en su interior, desde malos tratos, desabastecimiento y comida en mal estado hasta vejaciones, abusos sexuales e incluso una red de explotación que era controlada por algunos tutores y guardias del recinto.

Este hogar es administrado por el Estado y a pesar de que diversos organismos habían solicitado su cierre, entre ellos UNIC EF, las autoridades no tomaron las medidas urgentes que se requerían y que pudieron evitar una tragedia que hasta el momento ha costado la vida de 40 niñas y adolescentes que perecieron quemadas o asfixiadas.

Reacciones globales

Es por esto que la ONG Paicabi junto a múltiples organizaciones de la sociedad civil a nivel global han levantado su voz para solicitar al Estado guatemalteco enfrentar su responsabilidad y asumir como tarea urgente y prioritaria la desinstitucionalización de los niños, niñas y jóvenes que se encuentran bajo medidas de protección. En este caso existió una negligencia inexcusable de todo el aparato estatal encargado de la protección y el cuidado de los niños y niñas que han sido vulnerados en sus derechos.

Como lo ha señalado la Red latinoamericana y caribeña por la defensa de los derechos de los niños, niñas y adolescentes (REDLAMYC) es preciso una acción urgente del Comité de los Derechos del Niño (CRC-ONU), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Movimiento Mundial por la Infancia – MMILAC y UNICEF, para que realicen  un enérgico llamado al Estado de Guatemala para que resguarde los derechos de niñas, niños y adolescentes víctimas de los acontecimientos acaecidos en el hogar.

“El Estado de Guatemala ya tenía diversos señalamientos de las graves condiciones y violaciones a los derechos humanos en las que vivían más de 500 niños, niñas y adolescentes encerrados en el hogar mencionado. Es evidente la negligencia de las instancias estatales responsables de la protección de la niñez guatemalteca como es el caso de la: Secretaría de Bienestar Social, Procuraduría General de la Nación y Procuraduría de la Niñez y Adolescencia que debieron haber actuado desde hace mucho tiempo atendiendo el Interés Superior de la Niñez, a fin de prevenir este lamentable hecho”, señaló REDLAMYC.

Por su parte, el Movimiento Mundial por la Infancia de Latinoamérica y el Caribe (MMI-LAC) ha recalcado, siguiendo las recomendaciones internacionales, que “el encierro de niños, niñas y adolescentes como medida de protección es totalmente contrario a la obligación de los Estados de velar por su interés superior. La institucionalización debe ser siempre el último recurso, una medida temporal y por el menor tiempo posible”.

En el mismo sentido, ECPAT Guatemala señaló su repudio a la actitud de las autoridades y en particular “a los jueces y juezas de niñez y adolescencia, por privilegiar las medidas de internamiento por sobre las otras medidas que establece la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia y no dar el seguimiento a esas medidas en detrimento de la seguridad y la vida de los y las adolescentes.”

Las organizaciones que trabajan en infancia y protección de derechos a nivel mundial coinciden en exigir al presidente de la república que tome acciones concretas y urgentes para ir en auxilio de los niños y niñas de Guatemala que han sido vulnerados en sus derechos. Se pide además que se cierre definitivamente el Hogar Seguro Virgen de la Asunción y se traslade a los niños y niñas a lugares seguros y protegidos donde se respeten sus derechos.  En resumen, destinar los recursos suficientes y adoptar todas las medidas necesarias para que tragedias como esta no se repitan, más aun considerando que los antecedentes previos permitían anticipar que esos niños y niñas estaban en peligro y poco o nada se hizo.

Links de interés:

http://www.movimientoporlainfancia.org/comunicado-llamado-urgente-a-terminar-con-la-institucionalizacion-en-america-latina-y-el-caribe/

http://www.prensalibre.com/guatemala/comunitario/tragedia-en-hogar-seguro-evidencia-violencia-sexual-afecta-a-menores

http://www.playgroundmag.net/articulos/reportajes/Fiscalia-investiga-prostitucion-narcotrafico-Guatemala_0_1933006711.html?utm_source=twitter.com&utm_medium=post&utm_campaign=Fiscalia-investiga-prostitucion-narcotrafico-Guatemala

http://www.prensalibre.com/guatemala/comunitario/unicef-y-pdh-denunciaron-la-situacion-del-hogar-seguro-virgen-de-la-asuncion